Receta: Sarde in saor (Sardinas “en sabor”)

72888_10151785288375512_1740562299_n

Foto del Gran Canal en mi último viaje a Venecia

Hoy os quiero enseñar a hacer una receta super sencilla y super rica, que puede ir genial como aperitivo para una comida o cena con amigos o familiares.

Es una receta que los amantes del agridulce y de los escabeches (como yo) van a disfrutar muchísimo.

Se trata de un plato típico de Venecia, que allí es conocido como sarde in saor, y que aquí traduciríamos como “sardinas en sabor”.

319885_10151785285600512_1283200300_n

Foto del Campanile de San Marcos, hecha en mi último viaje a Venecia

Es un plato que data del siglo XII, y que era elaborado por los marineros y la gente humilde de la época. En realidad se trata ni más ni menos que de un escabeche, pero con dos ingredientes extra que añadidos dan un toque dulce y diferente a la receta, casi oriental. Ya sabréis que el escabeche es un excelente método de conservación de alimentos, sobre todo cuando aún no existían los frigoríficos, y por tanto estaba muy extendido, sobre todo en el Mediterráneo.

The Entrance to the Grand Canal, looking West, about 1730

Canaletto – El Gran Canal y la Iglesia de la Salute (1730)

Pescatori a Venezia

Pescadores en Venecia. No encontré el autor.

Este plato lo probé por primera vez con mi chico en Venecia, y no sabéis la gozada que es tomarlo por allí, acompañado de un buen spritz (que es un cóctel italiano que se toma en el aperitivo, del que os hablaré en otra ocasión). Siempre que hemos ido a Venecia hemos hecho “la ruta” del spritz y le sarde in saor, desde la estación de Santa Lucia, hasta la Piazza di San Marco, y ya os podéis imaginar cómo solemos acabar… jejeje

543551_10151785290435512_54071357_n

Ruben y yo en góndola por el Gran Canal

Este año lo preparamos en casa y lo llevamos como entrante para la cena de Nochevieja en casa de mi madre y decir que triunfó ¡es decir poco!

Aquí os cuento toda la receta, así podréis hacerla en vuestra casa. Ya veréis qué fácil es y qué gustosa.

INGREDIENTES:

  • 1 kg de sardinas fileteadas
  • 2 kg de cebollas blancas
  • Vinagre de vino blanco
  • Pasas
  • Piñones
  • Harina
  • Aceite de girasol
  • Sal

image_2

PREPARACIÓN:

  1. Lo primero que haremos será poner las pasas a remojo con agua templada en un cuenco para que se ablanden un poquito.                                          image_3
  2. Después prepararemos el aceite para freír las sardinas. Debemos freírlas totalmente cubiertas por el aceite, así que sed generosos con la cantidad (mejor si las freís en una sartén muy honda o en una cacerola).                    .image_4
  3. Pasamos las sardinas por harina y las freímos hasta que estén doraditas. Una vez fuera de la sartén, las salamos y las reservamos para después.image_5 image_6 image_7
  4. Cortamos las cebollas en juliana (en esta parte es probable que lloréis un poquito… 😉 ) y las ponemos a pochar en la sartén con un poco de sal por encima.                                                                  image_8
  5. Cuando la cebolla comience a pocharse, incorporamos las pasas, los piñones y un vaso entero del vinagre de vino blanco.                                       image_11 image_13 image_14 image_17
  6. Dejamos reducir a fuego medio-fuerte.                                       image_19
  7. Una vez listo, preparamos un recipiente con algo de fondo ya que colocaremos todo el plato en estratos.
  8. Primero cubrimos el fondo del recipiente con una capa de cebolla, piñones y pasas.
  9. Luego ponemos otra capa por encima con las sardinas.
  10. Y por último, encima de las sardinas, cubrimos bien con el resto de la mezcla de cebolla, piñones y pasas.                                                             image_20 image_21 image_23
  11. ¡Y listo! Como consejo, es mejor dejarlas reposar unas 72h antes de comerlas, ya que así cogerán mas sabor y el plato quedará más jugoso. Servimos en frío.

¿Qué os ha parecido? ¿Fácil verdad? ¿Conocíais la receta?

¡Gracias por leer y hasta el próximo post!

¡MUAAAA!

Anuncios

Muffins de chocolate con M&M’s… Mmmmm! Riquísimos!

image_5

La cosa últimamente va de recetas… Y es que me estoy poniendo muy activa en el “mundo cocinillas”, concretamente, en el tema repostería… He de reconocer que me gusta mucho cocinar recetas dulces. Nunca he sido una persona muy golosa, pero me encanta la repostería por la creatividad que ofrece y también por la estética… Y es que… ¿A quién no le parece “mono” un cupcake? O ¿quién puede negar que hacer una tarta tiene mil y una  posibilidades de decoración? Yo todavía soy una principiante, pero le voy cogiendo el tranquillo a las recetas más dulces y la verdad es que ganas no me faltan… (Al final me haré una adicta del chocolate, ya veréis…)

Esta receta en concreto ha tenido mucho éxito a través de una foto que colgué en mi Facebook, con muchos “Me gusta” y comentarios bonitos (¡GRACIAS!) y también en mi Instagram, donde tengo que decir con mucho orgullo que me la ha “reposteado” M&M’s España, ¡lo cual me ha hecho mucha ilusión! (¡es el primer repost que recibo en una foto!) 🙂

Repost de M&M's Spain

Repost de M&M’s Spain

He de decir que la receta no la he inventado yo, ni muchísimo menos. Es una receta muy conocida y yo concretamente la saqué de uno de los blogs que más me gustan de recetas dulces: Objetivo: Cupcake Perfecto

Alma, la creadora del blog, es una auténtica máquina y nos da unas recetas super originales y muy ricas… Os lo recomiendo por si no lo conocéis. Yo he seguido tal cual su receta con alguna pequeña variación.

INGREDIENTES (para una bandeja de 12 muffins tamaño normal):

Para el ganache:

  • 165 gr de chocolate negro bien troceado
  • 135 ml de nata para montar
  • 35 gr de mantequilla troceada
  • M&M’s para la decoración

Para el bizcocho:

  • 2 huevos
  • 115 ml de nata líquida
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 120 gr de azúcar moreno
  • 120 gr de harina
  • 35 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • 1,5 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal
  • 100 gr de pepitas de chocolate negro
  • Opcional: Nueces troceadas
image

Parte de los ingredientes…

PREPARACION:

Primero preparamos el ganache de la siguiente manera:

Colocamos el chocolate troceado en un bol y ponemos a hervir la nata en un cazo. Cuando haya hervido, la vertemos por encima del chocolate y removemos bien con las varillas.

Una vez mezclado, incorporamos la mantequilla troceada y seguimos removiendo hasta que quede una mezcla bien integrada.

Lo reservamos para después.

Ahora vamos a preparar el bizcocho de nuestros muffins. Lo primero que  hay que hacer es precalentar el horno a 180 grados para que vaya cogiendo calor.

Mezclamos bien los huevos, la nata, el aceite y el azúcar moreno.

Después añadimos la harina, el cacao en polvo y la levadura. Mejor si lo tamizáis, aunque yo no lo hice, porque aún no tengo tamizador.

image_1

Una vez batido bien, incorporamos a la masa las pepitas de chocolate, o si lo preferís podéis poner trocitos de nuez (os quedara un sabor tipo brownie. Yo lo hice con algunos de los muffins y quedaron muy ricos también 😉 )

image_2

Repartimos la masa en nuestra bandeja de horno para muffins que previamente hemos cubierto con los envoltorios de muffin (yo compré los míos en la tienda Casa, mi gran proveedor, jejeje). Llenamos las cápsulas hasta un poco menos del borde (luego subirán).

CRW_5549

Lo dejamos en el horno unos 12-15 minutos, hasta que pinchando con un palillo en el muffin salgan muy pocas migas pegadas.

image_3

Los dejamos enfriar en el molde, y luego sobre una rejilla.

Una vez fríos, decoramos con el ganache y los M&M’s por encima…

Y ¡voilà! ¡Ya los tenéis listos!

¡Veréis qué ricos y qué jugosos quedan! 🙂

image_8

Mi desayuno de hoy…

image_11

image_9

Textura

Ya me contaréis que tal os quedan… Os dejo también una foto de la merienda que organicé en mi casa el otro día…

¡¡¡Besitos!!!

SÜA

image_6

Merendola con los muffins, galletas caseras y batido de Oreo